Wellness, Dómotica y Ecolife…Tendencias de Alojamiento para Jóvenes

Los servicios de alojamiento se adaptan a las nuevas generaciones, quienes se han convertido en eternos buscadores de ideas o experiencias que les permitan vivir con un propósito y viajar con un propósito donde el lujo ya no son los espacios, sino lo que se puede hacer en ellos. Así lo confirma una nueva investigación de FutureBrand Speck, para la que entrevistó a 250 viajeros para comprender mejor cómo atraer y retener a los huéspedes; los resultados fueron muy dispares según las diferentes generaciones.

De acuerdo con la web Tecno Hotel los jóvenes están dispuestos a pagar por tecnología y servicios Wellness o de bienestar general cuando estos están bien integrados en su experiencia hotelera. Al igual, que agradecen las ofertas fitness y de bienestar durante su estancia más que las generaciones mayores; de hecho, “las prefieren 1.5 veces más los huéspedes de 40-55 años y 2 veces más que los mayores de 56 años”. Además, quieren vivir en el hotel las mismas experiencias que la tecnología les permite vivir en su casa. “El 67% pide los mismos servicios de video Streaming, mientras que el 52% anhela Smart TV en la habitación de hotel para poder conectarse a sus cuentas de Netflix o HBO”. 

La periodista especializada en viajes y turismo, Marta Sader, escribió un reportaje sobre los requerimientos de los Millennials para la revista Traveler que cualquier hotel, sin importar su estilo, debe ofrecer a esta generación de viajeros una conexión a internet veloz y estable, al igual que una buena cantidad de enchufes y puertos USB colocados estratégicamente para la comodidad de los huéspedes sin perder el estilo decorativo. “Echémosle imaginación: ¿por qué no una Smart TV en cada habitación, para que podamos ver Netflix en una pantalla diseñada para ver películas en lugar de en nuestro móvil? ¿Y una app del hotel que te explique qué puedes hacer en la ciudad cada día y te permita reservar hora en el spa… o comprar entradas para un espectáculo? ¿Y un staff que use las redes sociales como una forma de comunicación, y no como un mero escaparate?”

A pesar de que esta adicción a la tecnología no es lo más sano, para los jóvenes es muy importante los programas o iniciativas ecológicas; de hecho, Sader señala que “también pedimos que nos sirvan productos locales siempre que sea posible, y todavía mejor si provienen de cultivos respetuosos tanto con el medio ambiente como con sus habitantes. Todo esto, al final, redunda en menús más sanos, hechos con ingredientes de verdad”.  Sobre todo, los Millenials buscan en cada viaje una válvula de escapa a la rutina, una fuente de inspiración y autoconocimiento, “viajamos para vivir experiencias que se nos tatúen en la mente y nos acompañen hasta el final. Por eso, a un hotel no le pedimos que sea sólo un lugar en el que dormir: le pedimos que sea un lugar en el que soñar. Un espacio que nos permita experimentar lo que en el día a día es imposible”, así lo expresa esta trotamundos en su escrito, finalizando con la reflexión de que un alojamiento debe “inspirarnos a ser mejores, más felices, y que acomode a nuestros seres queridos para que podamos compartir el hallazgo (mascotas sí, gracias). Que suponga un antes y un después en la forma en la que vivimos y vemos el mundo”.

Hoteles con estilo Millennial en el mundo

Daniel Hotel (Viena) Es joven, elegante, económico y tiene espacios de cemento pulido, con piezas de arte aquí y allá. El Daniel es clase, hipsterismo y espíritu urbano con un personal que lo sabe todo sobre la vida nocturna de Viena. 

Urban Cowboy (Nashville, Estados Unidos) Como en un western moderno esta casita está repleta de madera, taxidermia, los estampados navajos y las paredes raídas que cualquier Instagramer busca.

ACE Hotels Los hoteles ACE, en Estados Unidos y Panamá, fueron pioneros del ambiente Millennial hace unos años. Entonces ya vieron el filón de las mesas de madera sin tratar, el retrochic, el WiFi non stop y las habitaciones personalizadas. Hoy siguen siendo hype en ciudades como Nueva Orleans, Pittsburgh, LA, Londres, Palm Springs, Nueva York, Portland, Seattle y Panamá. 

Ushuaia Beach (Ibiza, Islas Baleares) «Para instagramers compulsivos. Para los que se despiertan en una cama que no es la suya y para los que siguen durmiendo hasta la tarde. Para exhibicionistas. Para provocadores». Toda una declaración de intenciones esta del Ushuaia, a la que se unen detallitos como tener Xbox en cada habitación, mesas de restaurante con pantalla táctil, tecnología que permite compartir en Facebook usando tan sólo tu huella dactilar y una lista de conciertos y fiestas que te harán llorar… de alegría.

City Hub (Amsterdam, Países Bajos) Cuenta con una recepción y un bar digital, al igual que una app con la que conocer la ciudad o contactar con el resto de huéspedes del hotel usando un chat propio de la marca. 

Renaissance New York Midtown (Nueva York, Estados Unidos) El interior está repleto de pantallas, detectores de movimiento, proyectores y cámaras 3D, con objeto de que parezca que las paredes están «vivas» reflejando imágenes con obras de artistas locales o información sobre el hotel y la zona. Por supuesto, no hay recepcionista ¿Para qué?

Moxy Hotels Es la marca Millennial de los Marriotts, y sus ascensores están llenos de todo tipo de accesorios para hacerse una foto. Así, cumplen con dos de los objetivos de este grupo social: no perder el tiempo y retransmitir su existencia en tiempo real.