EL #GIRLPOWER TRIUNFA DENTRO DEL SECTOR INMOBILIARIO

Durante décadas, el sector inmobiliario se consideró un mundo repleto de hombres; tanto así que para la década de los 80´s era impensable que una mujer siquiera comprara bienes inmuebles sin un codeudor masculino. La incursión formal del género fue en 1910 cuando la primera agente femenina se unió a la Asociación Nacional de Agentes Inmobiliarios (NAR). Actualmente muchas profesionales lideran este sector en diversos países gracias a su alto nivel de empatía y persistencia, lo que lleva a una mayor tasa de satisfacción del cliente y ventas concretadas efectivamente.

Si bien muchas carreras exigen a las mujeres que elijan entre largas jornadas laborales o a dedicar tiempo a su hogar y seres queridos. Sin embargo, las Bienes Raíces muestran una flexibilidad e independencia que les permiten cumplir con ambos objetivos de forma cómoda sin sacrificar su independencia, tiempo o estabilidad; todo lo que ellas necesitan es un teléfono y una computadora portátil, en especial muchas ganar de emprender y ayudar a otros a cumplir sus metas. 

En la unión está el #GirlPower Inmobiliario 

Mientras tanto en el mercado hispanohablante se mantienen algunas propuestas vanguardistas como la organización sin fines de lucro   Wires , acrónimo de Women In Real Estate o Mujeres en el Mercado Inmobiliario, la cual sirve de plataforma y punto de encuentro para mejorar o promocionar el papel profesional femenino en este negocio. También poseen un programa de mentorías donde las socias Wires comparten sus conocimientos y experiencias con las mujeres del sector que tienen potencial pero que aún no ostentan puestos directivos o no han desarrollado su emprendimiento al 100%. 

En República Dominicana existe un club llamado Mujeres Inmobiliarias el cual ha establecido una red de cooperación enfocada en brindar la asesoría y herramientas necesarias para el crecimiento personal y profesional de sus miembros. Al igual que participa en actividades o campañas de Responsabilidad Social con algunas instituciones o fundaciones en la isla caribeña. 

La búsqueda del reconocimiento profesional de las mujeres en el Real Estate también es el objetivo de AMPSI , la Asociación de Mujeres Profesional del Sector Inmobiliario. Desde su fundación en 2013, esta asociación ha logrado tener presencia en 11 comunidades.

La columnista Nidhi Sancheti reseña en su artículo para la revista Entrepreneur , las mujeres superan a los hombres en un 50% en Real Estate, lo que brinda una dimensión completamente nueva al sector tradicionalmente dominado por hombres. Sancheti destaca también que existen casos en los que algunos ejecutivos han renunciado a sus trabajos corporativos para unirse a los emprendimientos inmobiliarios de sus esposas. Por ejemplo, “Kim Howard, tras reconocer su pasión por las ventas aprovechó su espíritu empresarial para fundar su propia firma inmobiliaria Howard Homes Chicago y no pasó mucho tiempo antes de que ella reclutara a un empleado importante para su negocio: su esposo”.

Aún quedan terrenos pendientes por conquistar con tacones

Un reportaje especial publicado en la Comunidad del Real Estate demuestra que si bien el terreno ganado por las mujeres en el sector del Real Estate es importante, aún quedan objetivos a alcanzar. Así lo expresa Alejandra Covello, una de las agentes inmobiliarias de referencia en el mercado argentino, quien considera que los desafíos pendientes «tienen que ver con la evolución hacia la profesionalización de esta carrera -si bien ya se está en ese camino- y en la valoración de las mujeres para los puestos directivos o gerenciales, sin que esto implique resignar lo femenino. Tiene que ser algo natural y que se logre por la evolución así en un tiempo ya no tengamos que hablar más de estas cuestiones». 

Mientras que la agente inmobiliaria Dina Crusizio expresa que las metas son las mismas que en otros negocios: “la profesionalización, la capacitación permanente y la incorporación de las nuevas tecnologías, ese sentido no hay diferencias con los hombres. Me parece que este es un sector que no discrimina ni hace diferencias, donde la mujer tiene cabida de la misma forma que el hombre. No creo que en este sector haya más desafíos que en otros. Hay que seguir ganando terreno, pero me parece que el sector tiene espacio para la mujer».

En Estados Unidos, aproximadamente 3 millones de hogares se sustentan por mujeres latinas, las cuales cobran en algunos estados hasta 61 centavos menos por cada dólar que ganan los hombres, una realidad que refleja la brecha salarial existente en el país y que el 37 % de los estadounidenses desconoce. «No es solo la igualdad salarial, las latinas tienen una peor experiencia en el entorno laboral, son ascendidas más despacio, se enfrentan a más barreras para avanzar y obtienen menos apoyo», esta son unas de las conclusiones del estudio Beyond Wages: Effects of the Latina Wage Gap, difundido este miércoles y hecho por las organizaciones LeanIn.Org