¿Cómo ahorran los millennials? Parte fundamental de la educación financiera de vida

La generación “Y” o también llamados millennials está compuesta por aquel grupo de personas que nacieron entre 1982 y 1994 y que se encuentran altamente conectados con la tecnología, pueden realizar varias tareas a la vez (multitasking), son emprendedores y creativos, disfrutan de viajar y conocer nuevos espacios, son de la idea de estudiar para obtener un buen empleo pero a la vez desean un equilibrio entre el trabajo y su vida personal además que no pretenden trabajar por el resto de la vida.

Para poder lograr un retiro temprano y satisfactorio es necesario poder contar con un plan para tal fin y haber logrado ahorrar lo suficiente según los patrones de consumo que se tengan. Los pertenecientes a la generación “Y” están conscientes que deben empezar a ahorrar desde tempranas edades, pero buscan seguridad y rendimientos por encima del promedio para poder adelantar lo más posible la edad de retiro.

En un entorno financiero mundial como el actual en donde las tasas de interés sobre los depósitos bancarios son extremadamente bajas, sería un gran error pensar en este medio para garantizar el fondo de retiro. Los millennials buscan rendimientos atractivos pero que a su vez el riesgo intrínseco sea calculado en sus inversiones.

Las inversiones en bolsa de valores son una importante y muy frecuente medio para obtener rendimientos deseados a largo plazo tal cual lo demuestra la subida que ha tenido el S&P500 en los últimos 40 años.

Las correcciones del mercado han permitido demostrar que en términos generales el mercado de valores de New York siempre se ha recuperado y por ende dichas correcciones pueden ser tomadas como oportunidades de inversión para aquellos que son más propensos al riesgo.

Para participar en los mercados de valores es necesario contar con un bróker. Existen los brokers tradicionales mediante los grandes bancos de inversión que solicitan altas sumas (normalmente por encima de USD 100.000,00) para abrir una cuenta de corretaje. De igual modo han surgido brokers con plataformas digitales que dan la posibilidad de operar desde casi cualquier dispositivo que se conecte a internet, con montos de introducción de hasta USD 10,00 cobro de comisiones competitivas y asesoramiento continuo.

La educación financiera es fundamental para el logro de los objetivos sin embargo esto normalmente se convierte en una gran diversión para mucho de los millennials ya que existe mucha información en la web que debe ser filtrada e inclusive tomar cursos reconocidos que permitan obtener las herramientas para gestionar sus fondos de forma personal según los niveles de riesgo que se deseen asumir. Los portafolios de inversión pueden estar compuestos por diversos tipos de activos financieros que es importante conocer tales:

  • Acciones: son las partes iguales entre las que se divide el capital social dentro de una sociedad anónima.
  • Bonos: son títulos de deuda que pueden emitir los estados o las empresas. Son obligaciones financieras que responden a una promesa de pago que se realizará en el futuro. En el documento se establece el monto, el plazo y la forma en que se hará dicha devolución de recursos.
  • Opciones: es un contrato entre dos partes en donde una tiene el derecho, pero no la obligación de efectuar una operación de compra o venta según las condiciones previamente convenidas.
  • Forex y criptomonedas: es el mercado internacional de divisas y criptoactivos del mundo.
  • Futuros: es una operación que consiste en fijar las condiciones hoy, pero posponer la ejecución real de la operación para un momento futuro.

Las estrategias básicas por considerar para un administrar un portafolio son las siguientes:

  • Diversificación: tiene como objetivo reducir el riesgo mediante la combinación de distintos tipos de activos financieros ya que así se reduce la probabilidad que todos suban o bajen al mismo tiempo.
  • Asignación de proporciones según tipo de activo: se parte de la idea de invertir en distintos tipos de activos (bonos, acciones, dinero disponible) según los niveles de riesgo que se desee asumir en función a la meta financiera.
  • Re balancear: es necesario evaluar periódicamente la asignación de proporciones según el tipo de activos en función al contexto de noticias, resultados de las empresas y proyecciones de tal modo de ser consistente con las estimaciones que se tenga.
  • Re balancear: es necesario evaluar periódicamente la asignación de proporciones según el tipo de activos en función al contexto de noticias, resultados de las empresas y proyecciones de tal modo de ser consistente con las estimaciones que se tenga.

Los portafolios varían en esencia en la distribución de los activos según el tipo de inversionista que se es por los niveles de riesgo que se está dispuesto a asumir. De igual modo es importante destacar que se recomienda que un 20% del monto total a invertir se mantenga en efectivo disponible en la cuenta para cubrir cualquier requerimiento o bien para aprovechar cualquier oportunidad de inversión que surja.

El estudio de los mercados de capitales conjuntamente con el deseo que tienen los millennials en no trabajar para el resto de sus vidas y tener un retiro temprano hace de esta opción de inversión una gran oportunidad para concretar dichos objetivos así que a estudiar y tomar algo de riesgo por un mejor futuro.

Autor: Jesús Peña – Asesor Financiero de Mercado de Capitales de Noriega Group